Posted tagged ‘cabalgata’

A favor…

enero 6, 2011

Lo que empezó siendo pequeñito crece como la espuma. Una muestra de lo que puede hacer un grupito de entusiastas que quiere manifestar alegremente su fe, de reunirse “a favor”, y no “en contra” de nada. Le hacía mucha falta a Polonia después de un año tan traumático.

Miles y miles de polacos han acudido hoy a divertirse y manifestar su fe cantando villancicos -y téngase en cuenta que muchos de los villancicos polacos son perlas teológicas. Todo en un ambiente festivo, no comercializado.

La Cabalgata ya no es cosa de una escuela varsoviana pionera, Zagle, y una organización dedicada a la beneficiencia, la Fundación de san Nicolás. En esta tercera edición se le han unido quince escuelas más y numerosos colaboradores y esponsores. A tanto ha llegado que la tradición se ha transmitido a varias ciudades polacas más. El efecto impresiona.

Fuente: RMF24.pl

El premio inesperado ha llegado de Roma, directamente de Benedicto XVI:

“Saludo con cariño a los polacos. Especialmente a los participantes de las Cabalgatas de Reyes que pasan por las calles de Varsovia, Cracovia, Poznan y Gdansk.

Van tras la luz Divina a rendir juntos homenaje al Verbo encarnado, que se ha manifestado a las naciones. Que esta cabalgata sea una señal de unidad de las familias y las sociedades en la búsqueda diaria de Cristo y a la hora de dar al mundo moderno testimonio de Su amor. ¡Que Dios os bendiga!”

Son palabras pronunciadas en polaco durante encuentro con los fieles para el rezo del Angelus.

Anuncios

¡Ya vienen los Reyes!

enero 5, 2011

En los años 1958-1961, como explica al diario Rzeczpospolita el profesor Jan Żaryn, el gobierno comunista de Władysław Gomułka se propuso laicizar el espacio público: se comenzó a eliminar las cruces de escuelas y hospitales, se prohibieron las clases de religión en los colegios. Se suprimieron algunas de las fiestas cristianas que aún quedaban después del periodo estalinista. En su lugar aparecieron otras, laicas, soviéticas, tales como el aniversario de la revolución de octubre o el cumpleaños de Stalin.

Por tercer año consecutivo las calles de Varsovia verán desfilar a los Magos de Oriente en su camino a Belén. La cabalgata de mañana será muy especial: después de cincuenta años la Epifanía ha vuelto a aparecer en el calendario polaco después de que el presidente Komorowski firmara la ley aprobada por el parlamento que hace del 6 de enero día festivo.

La iniciativa ya se ha trasladado a otras ciudades del país: Poznań, Wrocław, Gdańsk, Szczecin y Cracovia. En la capital participarán más de mil actores, alumnos de once escuelas y sus padres, y se prevee que más de quince mil varsovianos los acompañen. Lo que comenzó por obra de un colegio, Żagle, se ha convertido ya en una tradición cada vez más compartida y querida.

El ambiente siempre es festivo y cristiano, lleno de villancicos cantados por participantes y espectadores frente al potal de Belén, sin el consumismo que puede observarse en otros lugares- quizá en parte porque en Polonia no son los Reyes quienes traen regalos a los niños.

Los Reyes en Varsovia

enero 4, 2010

Polonia, como tantos países de Europa, sigue siendo dominio de s. Nicolás en lo que a “repartidores” de regalos a gran escala se refiere. Los Reyes Magos, cuya fiesta eliminaron los comunistas del calendario, vuelven a hacer acto de presencia, aunque no tienen intención de hacerle la competencia.

En los países del antiguo bloque comunista, al igual que en muchos otros lugares de nuestro planeta, el consumismo tiene una fuerte tendencia a convertir una fiesta tan importante como la Navidad en un espectáculo banal, con ánimo de lucro, por supuesto.

Por eso tiene tanto valor la iniciativa de un grupo de padres y profesores de un colegio de Varsovia, Żagle, en el que por otro lado tengo el placer de impartir dar clases: montar una Cabalgata de Reyes en el corazón del casco antiguo de la ciudad. En nuestro tiempo, mostrar las raíces cristianas de cualquier cosa significa ir contracorriente. Basta con echar un vistazo a las cabalgatas de casi cualquier ciudad española cada 5 de enero para darse cuenta de que todo es folklore y dulces para los niños (y no tan niños, a veces). Aquí ha pasado lo contrario: Los más de cinco grados bajo cero no impidieron que más de 10.000 personas se dieran cita frente al palacio real de Varsovia para marchar junto a los Reyes y al arzobispo de la ciudad hacia el portal de Belén que se había construído en la plaza del Nowe Miasto.

A Melchor, Gaspar y Baltasar les seguían sus respectivos séquitos, formados por alumnos del colegio y por la multitud, pues cada asistente recibió una corona y un cancionero con los villancicos que se iban entonando para acompañar sin que importara que muchos desafinaran. Durante el recorrido, sus majestades tuvieron que hacer caso omiso al sibilino Herodes, que pretendía que le rindieran culto a él. También tuvo lugar una espectacular batalla entre ángeles y demonios -estos últimos trataban de confundir a los Reyes, mostrándoles un camino equivocado a Belén. No se dejaron engañar: llegaron al portal sanos y salvos y allí ofrecieron a la Sagrada Familia oro, incienso y mirra.

El año pasado me hicieron montar a caballo por primera vez en mi vida, con el papel de Melchor. Ayer fui destronado y me dediqué a hacer fotos. Aquí dejo algunas.