¿Seguro que son hipersensibles?

Hace algún tiempo que Marta, involuntariamente o no, me volvió a llamar a la palestra, esta vez para anunciar, con una llamativa seguridad de sí, que los polacos vuelven a ofenderse cuando les sacan la verdad sobre su historia.

He preferido dejar pasar unos meses antes de responder. De hecho solo entro en escena si entiendo que juega con el derecho al honor de otros: esta vez, supongo que sin darse cuenta, baila sobre las tumbas de decenas de miles de personas.

No dejo la respuesta en su blog y el motivo es bien sencillo: pienso que las „reglas del juego” cuando hablamos de Polonia, su ejército, su sociedad y la ocupación por parte del tercer Reich durante la II Guerra Mundial no pueden estar en manos de quien me preguntó en su momento „De partida, qué son AK y NSZ exactamente (si me das el link a Wiki, lo puedo leer)?”. Como si pretendieramos dar clases sobre el ejército británico y preguntaramos qué son la R.A.F o la Royal Navy…

Así que me traigo el debate aquí y aquí seguiré mientras no me venga con algo más serio una serie televisiva en la que, afirma: „se muestra la realidad del antisemitismo polaco que los polacos de hoy simplemente niegan… porque claro, ellos tienen que autopresentarse como las grandes víctimas del nacionalsocialismo”. Mientras sus fuentes sean “un amigo que me dijo…”, la tele o la wiki, entenderé que, sencillamente, la ignorancia es atrevida, muy atrevida, y más en internet.

Para quien haya visto la serie „Nuestros padres, nuestras madres” dejo esto: cuando los productores se vieron en la necesidad de justificar los numerosos errores históricos que habían cometido en los escasos fragmentos que tienen lugar en la Polonia ocupada, su aclaración fue que tuvieron que modificar el guión en el último momento, porque el protagonista judío iba a escapar a EE.UU en un principio, pero por falta de fondos no pudo ser y ubicaron la trama aquí… No comment. Luego, algún día, si veo que vale la pena, puedo escribir sobre cuáles eran esos fallos (¿manipulaciones?), muy curiosos, desde luego.

Por supuesto, ante la airada reacción polaca -a veces efectivamente exagerada-, otro comentario muy común fue „¡si esto es solo una serie!” ¿Es solo una serie o es una prueba de presentar la verdad histórica? ¿En qué quedamos?

En cierta ocasión, comentando un artículo en el que yo escribí que, por desgracia, “en muchos círculos de Europa y América cada vez con más frecuencia se acepta la tesis de que una de las causas del Holocausto fue el antisemitismo polaco”, …….. Marta me respondió lo siguiente:

„wow, esto no lo había escuchado nunca, es más, en el ámbito donde yo me muevo, creo que se piensa exactamente lo contrario: que todos los polacos son buenos… O sea, hay gente que piensa distinto… a quienes tú mencionas en el art.: se piensa que todos eran buenos y todos ayudaron a los judíos. Lo que tampoco puedo creer que haya sido así, porque, en todas partes, hay de todo. Las otras teorías en contra de los polacos, la verdad es que no se escuchan mucho por acá. Entre paréntesis, en Alemania, el political correctness prohíbe decir cualquier cosa en contra de Polonia…”

De lo que deduzco que, sin que se hayan hecho grandes hallazgos históricos desde 2007 -que es cuando mantuvimos este aún cordial diálogo -, la political correctness ha debido cambiar bastante por allí.

Algo más tarde, por 2009, me decía: „te cuento que yo no creo que todos los polacos hayan sido Karol o Maximilian (los que veo ahora, tampoco lo son, hay, como en todos los pueblos, buenos y menos buenos)”

Evidentemente, los hubo buenos, menos buenos y auténticos canallas también, pero los ejemplos que me pone son, sin que fuera su intención, muy aprovechables: resulta que san Maximiliano Kolbe -con su periódico „El Caballero de la Inmaculada” – era tenido antes de la guerra por declarado antisemita. Pienso que basta como comentario sobre la diferencia entre el antisemitismo en Polonia y Alemania en esos tiempos. ¿Ambos existían? No cabe duda, pero tenían raíces y manifestaciones bien diversas. Y el antisemitismo en la propia Polonia cambia mucho de 1939 a 1945, y esa es otra historia que también vale la pena conocer.

Por su parte, Karol Wojtyła durante la guerra estuvo trabajando en las minas Solvay y haciendo teatro, además del seminario. „Teatro, bah, qué pérdida de tiempo cuando otros arriesgaban su pellejo…” podría pensarse. Cierto, podría pensarse si no supiéramos que toda manifestación de cultura polaca podía conllevar la pena de muerte. La ocupación aquí no fue un simple cambio de la administración civil y militar, fue un verdadero kulturkampf y los polacos verdaderos untermenschen -un escalón por encima de los judíos, eso es indudable.

Por esto, entre muchos otros motivos, molesta tanto en Polonia que se hable con tanta ligereza en la prensa occidental de „campos de concentración polacos”. No es hipersensibilidad, y menos si las estadísticas muestran que la mayor parte de estos artículos están escritos en… Alemania, precisamente.

¿Puede ser casualidad, descuido? Puede. No soy experto en Alemania ni en prensa alemana, ni lo pretendo, pero veo que no todos piensan así, tampoco el profesor alemán Dieter Schenk. Dice Schenk que el uso de la frase „campo de concentración polaco” o „campo de exterminio polaco” por parte de los diarios alemanes es una manipulación consciente. No lo conozco, no es dogma de fe, pero algo puede saber sobre la historia polaco-alemana si ha escrito un libro titulado „Der Lemberger Professorenmord und der Holocaust in Ostgalizien” sobre el poco conocido episodio del asesinato de los profesores polacos de la universidad de Leópolis -hoy Lviv.

Eot, a no ser que haya argumentos de peso, y no batallitas del abuelo.

Explore posts in the same categories: Polonia

2 comentarios en “¿Seguro que son hipersensibles?”


  1. es sorprendente que dediques un articulo a mi persona, con citas que tienes que haber recopilado en foros de blogs y de Facebook😉 debería darte las gracias😉
    Veo con frecuencia -y algunas veces, más de una vez al día- que visitas mi blog…
    Invito a tus pocos lectores a que lean mi blog (ya que el link que colocas en tu artículo no funciona): http://aesyd.blogspot.de/
    Be well😉

  2. Higinio J. Paterna Sánchez Says:

    No me des las gracias tan rápido.

    Ves mal. Ni siquiera a mi propio blog entro una vez por semana desde hace tiempo.

    La última vez que entré en el tuyo -por única vez el año pasado – fue cuando escribí este post. Si así funcionan todas tus estadísticas, deberías revisarlas un poquito.

    Cito lo que escribiste tú misma en tu blog y en el mío, estimada. ¿Y?
    ¿Me equivoco en algo? ¿En qué?
    ¿Manipulo algo? ¿Qué es?
    ¿Tienes algún problema en debatir?

    Ya te dije: o entras con argumentos, o puerta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: