Archivo para febrero 2011

Despertares

febrero 12, 2011

Los sondeos indican que en otoño puede haber sangría de votos en la Plataforma de Tusk, que no irán necesariamente al partido de Jaroslaw Kaczynski.

Para colmo, se abrió la veda. Me queda el triste consuelo de haber avisado desde casi el principio de que íbamos mal. Incluso periodistas que habían defendido a capa y espada al gobierno comienzan a darse cuenta de que no basta con ser un anti-Kaczynski para llamarse hombre de Estado.

De muestra, la carta abierta de Marcin Meller a Plataforma Cívica de hace unos días. A Tusk le van saliendo por todas partes desencantados, y no hablo aquí de exacerbados nacionalistas o de “fanáticos ultra-católicos”, a no ser que consideremos como uno de ellos a Meller: redactor-jefe de Playboy en Polonia.

Estimada Plataforma, queridos conocidos y amigos en este partido:

Como sabéis, o no, en 2007 me encontraba en el hall del edificio Focus, donde esperábais los resultados de las elecciones. Me alegré con vosotros de que el PiS abandonara el poder.

Desgraciadamente, debo informaros de que mi paciencia se ha terminado y en las siguientes elecciones no os votaré. Ni siquiera un espantapájaros en forma del retorno del PiS al poder funciona en mi caso.

No habéis hecho nada con el escándalo de los juegos de azar y, lo que es más, oigo que “Miro” -entonces ministro de deportes y uno de los “héroes” del asunto- se presenta en vuestras listas como candidato al Parlamento. (…)

Si yo cometo errores catastróficos en mi trabajo me echan de él. A vuestro ministro Grabarczyk, por el lío más absoluto en los trenes, le dan como premio flores. El ministro Klich no se hace responsable de la catástrofe del avión CASA (lo que es aún comprensible), pero tampoco de Smolensk, lo que ya de verdad no puedo entender. Ahora, mientras nos decís que somos una “isla verde”, metéis mano a mi pensión de jubilación.

Vuestros servicios vigilan a los periodistas como ninguna autoridad hasta ahora. Si Lech Kaczyński hubiera soltado unos de los numerosos “chistes” de Bronisław Komorowski lo habrían hecho papilla, pero en el caso de este Presidente no os molesta. Sobre el tema de Wałbrzych (otro escándalo) no quiero hablar siquiera.

Podría seguir contando –
Vuestro ex-votante – Marcin Meller