Archivo para noviembre 2010

Ossis y Wessis

noviembre 26, 2010

Algo desconcertado sí estoy, debo reconocerlo. Hace algunos días el primer ministro polaco Tusk, en un repentino ataque de amor al prójimo a los que nos tiene acostumbrados en Polonia -pero de los que fuera no se habla, porque el malo de la película sólo es Kaczynski- espetó que los votantes de Ley y Justicia son como ciudadanos de la extinta República Democrática Alemana, mientras que los de su partido representarían a los de la RFA.

Bien, tomémoslo como algo típico que acompaña a las emociones propias de un periodo de campaña electoral. La anécdota aparece cuando el nuevo presidente Komorowski -procedente del partido de Tusk- decide invitar al Consejo de Seguridad Nacional polaco nada menos que a … Wojciech Jaruzelski, último dictador comunista del país, responsable de la ley marcial, de la ilegalización de Solidaridad, de las purgas antisemitas en el ejército y con juicios criminales aún en marcha. La razón que da Komorowski es que Jaruzelski había sido presidente de Polonia. Claro, en un primer momento de transición en el que “el partido” seguía manteniendo parte del poder a pesar de la voluntad pueblo. También argumenta que es “experto en temas rusos”. Bueno, experto sí,… en mantener a su país bajo el yugo soviético.

Por otro lado, a los tolerantes mandatarios no les basta con disponer de la “amistad” de la mayor parte de los medios. Quedan algunos críticos y hay que ponerles un bozal. Es lo que tratan de hacer con el diario Rzeczpospolita. El Estado tiene el 49% de las acciones del editor del periódico y el resto pertenece a Mecom, un fondo de inversiones británico al que ha tratado de presionar para que expulse al redactor jefe -Pawel Lisicki. Todo para vengarse, porque Rzeczpospolita había sacado a la luz pública un escándalo de juegos de azar en el que estaban involucrados miembros del gobierno, que preparaban una nueva ley que favorecería los intereses de sus amiguetes. Seguramente no consigan su objetivo, pero el circo que han montado servirá para intimidar a los medios que traten de ponerse incómodos de cualquier manera. Eso sí, la reputación del gobierno queda algo en entredicho en el exterior, lo cual es novedoso.

Me pregunto si habría invitado Angela Merkel a Erich Honecker al Nationaler Sicherheitsrat si éste existiera en Alemania y si el ex-dictador aún viviera, y también si la canciller se atrevería a coartar de modo similar la libertad de prensa en su país. Entonces, ¿quién es más de la RDA y quién de la RFA?

Anuncios

Las Vegas

noviembre 25, 2010

¡Entren y apuesten! ¡Jueguen y ganen! Como el anuncio de una casa de apuestas: todos ganan. Al menos es la impresión que podría tener un extraterrestre al que se le hubiera ocurrido aterrizar el lunes por la mañana en Polonia, el día después de las elecciones locales y regionales.

Los cuatro principales partidos consideran los resultados un triunfo, aunque por diferentes motivos. Cada partido contento -o eso dicen. Pero el resultado no es unicamente una victoria de la Plataforma Cívica (PO) de Tusk sobre Ley y Justicia (PiS) de Kaczynski. Cierto que Tusk ha ganado, y ha sacado mejor resultado que en las anteriores municipales, pero no tiene motivos para descorchar el champán: la diferencia con PiS no es tan amplia como auguraban los medios y no se han acercado al 50% de los votos del que creían disponer. Además, han perdido dolorosamente las confrontaciones don comités locales en varias ciudades de prestigio. Se podría pensar que han sido elecciones municipales y regionales que no pueden extrapolarse a la condición del país, pero eso sólo es cierto en los comicios municipales, especialmente en localidades pequeñas, ya que en Polonia no existen realmente gobiernos autónomos y lo que importa, en contra de lo que se quería conseguir, son unas listas cerradas de partidos mayores en las que el votante no conoce a nadie.

A Tusk tampoco le debe agradar el excepcional resultado de su compañero de coalición, el Partido Popular Polaco (de perfil agrario). Si se hubieran cumplido los fatales pronósticos, habrían quedado en una posición muy delicada y se habría convertido en real la opción de engrosar unas listas comunes con la Plataforma en las elecciones parlamentarias del año que viene, lo que vendría a significar en la práctica que pez grande se come a pez chico.

Fuente: Comisión Electoral Estatal - a través de Rzeczpospolita

Kaczynski, por su parte, se ha salvado de una hecatombe aún más dolorosa. Ha vuelto a perder unas elecciones, pero por mucha menor diferencia de lo que se pensaba comunmente: esta infravaloracíon se ha convertido en un rito a orillas del Vístula. La situación se le puso más cuesta arriba aún cuando, a pocos días de las elecciones, lo cual no parece en absoluto casual, un grupo de diputados de Ley y Juticia abandonó el partido y la prensa -en especial la afiliada al régimen- se frotaba las manos en espera de una “hermosa catástrofe” que no llegó a suceder. Algunos de esos diputados fueron echados y otros salieron por voluntad propia, aunque sí se veía venir que las diferencias entre ellos y Kaczynski habían ido creciendo día tras día desde hacía meses. No son un grupo homogéneo y es pronto para vaticinar qué pasará con ellos, una vez desbaratado el plan que posiblemente consistía en recoger los frutos del desastre de Kaczynski y provocar una sangría de deserciones en Ley y Justicia.

Reseñable el buen resultado de la izquierda post-comunista (SLD). Interesante saber dónde acabará recalando. Su líder, Grzegorz Napieralski, hasta casi ayer se enorgullecía de su admiración por José Luis Rodríguez Zapatero y anunciaba la importación del “zapaterismo” a Polonia. Le vendría bien tomar nota de la situación de España de hoy.

Sikorski: reactivation?

noviembre 19, 2010

Si puedo, prefiero escribir en positivo, el problema es que este desgobierno mercadotecnio de Tusk da pocas ocasiones. En este año, que recuerde, sólo dos: la primera fue la valiente actitud de la ministra de Salud, Elzbieta Radziszewska, ante las presiones de que estaba siendo objeto por parte del lobby gay, pero entonces andaba yo escaso de tiempo para describir la escena.

El segundo feliz momento lo ha protagonizado quien, hasta la fecha, estaba siendo quizá la mayor desilusión de los últimos tiempos: el ministro de exteriores Radoslaw Sikorski. Aún no hay que lanzar cohetes, para nada, pero no dudo que ya es un logro que se haya llevado a su homólogo teutón Guido Westerwelle a Minsk para charlar con Lukaszenko hace un par de semanas, y al sueco Carl Bildt a Kyiv, para tratar con el presidente ucraniano sobre el proceso de integración con la UE.

Tras tres años de pasividad oriental, cualquier señal de resurrección de la diplomacia en dirección Este se recibe con alegría. No pienso que Kaczynski lo hubiera hecho mejor en la situación actual, dicho sea de paso (habría hecho más ruido, aunque con poca efectividad), pero se habían creado unas expectativas tales que los resultados de estos tres años no cabe calificarlos sino de paupérrimos: se han contentado hasta la fecha con que “Occidente” les de unas palmaditas en la espalda por ser buenos chicos.

Y ya que escribo del Este, -¡oh, paradoja! – , reseñable es el hecho de que el archirreconocido adalid de la libertad de las gentes, defensor de viudas y desamparados y paladín de la justicia,… sí, es él: el mismísimo Hugo Chávez y su petróleo pueden convertirse en salvadores de la independencia energética de Bielorrusia y Ucrania. Si es que la vida da unas vueltas…

————————–

No puede faltar un toque sarcástico, para eso no hay que esforzarse mucho, Tusk lo pone en bandeja : )
El motto de la Plataforma Cívica en la actual campaña en las elecciones locales es “lejos de la política”. Según la definición clásica, aquel que no se interesaba por la politica, por los intereses públicos de la “polis”, era llamado “ἰδιώτης“.

Defensa personal

noviembre 7, 2010

Si en algo son campeones del mundo los polacos, es en encontrar fisuras en las leyes, especialmente cuando son absurdas o agresivas. El paradigma histórico por excelencia es el llamado “carro de Drzymała”, un habitante de la región de Poznan que en la época de ocupación prusiana, cuando a los polacos -debido a la política de germanización- les estaba en la práctica prohibido construirse viviendas, compró un carro de circo y se instaló en él, cambiándolo de lugar un poquito cada día.

Esa mentalidad de resistencia sigue viva hoy día, reforzada por decenios de trapicheo durante el comunismo. Unas veces sirve para bien y otras algo menos, pero puede ser muy útil en unos tiempos en que las directivas de nuestros euroburócratas nos llevan a calificar a los caracoles como peces o a definir la curvatura de los plátanos.

El penúltimo ejemplo de intromisión (aunque está muy bien eso de ahorrar energía y tal, pero mejor que decidan nuestros bolsillos) ha sido la prohibición de venta de bombillas de 75W. No sé que tal en otros lugares, pero aquí, efectívamente, no se venden ya esas bombillas sino…

Obsérvese la lámpara tachada…

“Según la directiva 2005/32/WE no apta para uso doméstico.

Utilización:

– señalización luminosa

– lámparas industriales”

Chapeau!

Jugar con dolor ajeno

noviembre 1, 2010

Sólo veo dos opciones: o no sabe leer, o ha alcanzado unas cotas de cinismo insospechadas:

Las familias de los fallecidos en Smolensk le pidieron audiencia por escrito para tratar el tema de las autopsias e identificación de los cuerpos (realizadas de forma tal que quedan numerosas objeciones), sobre el traslado de los restos del Tupolev y sobre la colaboración de órganos de la Rep. de Polonia con los de la Federación Rusa en la investigación. Eso está escrito en la carta.

A Tusk no se le ocurrió mejor idea que declarar en Bruselas que las familias quieren encontrarse con él seguramente para hablar de compensaciones económicas. Nada de eso puede leerse en la carta. ¿Le interesa tanto que estas personas aparezcan como rapaces? ¿No le basta el dolor que sufren que les inflinge más castigo? Porque calificar este incidente de “detalle de mal gusto” sería eufemismo.

Fuente: wpolityce.pl