Archivo para octubre 2010

Nuevo virús causa ceguera – sólo a periodistas

octubre 26, 2010

Ni en francés, ni en inglés, ni en español, ni en italiano, y menos mal que en Alemania sí se publicó algo sobre el asesinato en Łódź (se pronuncia más o menos “uch”), porque hasta se me pasó por la cabeza quedarme en el exilio en Ucrania, donde iba sólo de conferencia… ¡Hasta la prensa de allí bajo Yanúkovych es más plural!

No es que me crea precisamente que Varsovia es el ombligo del mundo, pero ¿no extraña de verdad que en la última semana en la prensa en todos esos idiomas sí se ha podido leer que los obispos polacos tienen su opinión sobre la in-vitro (que, por cierto, no ha cambiado nada, así que no veo dónde está la novedad), mientras que sobre el primer asesinato político desde 1989 nada? ¿Tan humildes se han vuelto los corresponsales en bloque que dejan todos esa noticia para otros? Y eso en un país que, catástrofes aparte, tampoco es que de mucho de qué hablar a diario. Parecería que se les hubieran roto los esquemas al ver que la víctima era del partido de Kaczynski: “si los hechos no concuerdan con mi teoría, peor para los hechos”.

O han sido presa de un desconocido virús que provoca ceguera colectiva y selectiva, o filtran a conciencia ellos las noticias, o alguien se las filtra, y no sé qué es peor.

Anuncios

Siempre hay una primera vez

octubre 19, 2010

“No está Kaczyński, así que la responsabilidad es vuestra” – y acto seguido abrió fuego. Un muerto y un herido grave en la oficina del partido Ley y Justicia en Łódź.

Es la primera vez que en la Polonia democrática tiene lugar un asesinato político. Su autor es un desequilibrado. Y sin embargo queda ese mal sabor de boca…

Porque responsables morales sí hay. Kaczyński puede ser un político poco abierto a nuevas ideas y desconfiado, su gobierno pudo ser caótico y él demasiado impulsivo e incapaz de actuar con serenidad (sobre todo despues de perder las últimas elecciones) y que ha alimentado teorías conspiranoicas, pero si se observa la escalada de violencia verbal y de demagogía de la que Polonia estaba siendo espectadora en los últimos meses, y en especial en las últimas semanas, proveniente de medios afines al gobierno -que son casi todos- no puede extrañar que el desenlace haya sido éste.

La lista de insultos propios más de cloaca que de parlamentarios inferidos por políticos de primera fila de la Plataforma Cívica en los últimos tiempos y recogidos a manos llenas y con regocijo por los medios es extensa: lo último eran comparaciones macabras de Ley y Justicia, partido de Kaczyński, con la NSDAP o con el Partido Comunista Polaco revolucionario de antes de la guerra. Lamentable, por desgracia, mortalmente lamentable.

———————————————-

P.D: ¿alguien se cree que si las víctimas hubieran pertenecido a la Plataforma de Tusk no tendríamos a media Europa pidiendo responsabilidades a Kaczyński? Pues, de momento, nadie dice ni pío en el extranjero. Me he tomado la molestia de hacer una ronda por Alemania, Gran Bretaña, Francia, España, Italia… ¡Pero sí aparece en Ucrania!