¡Que se compren un perrito!

De un tiempo a esta parte la prensa internacional y la blogosfera se deshacen en elogios hacia Polonia y hacia la responsabilidad de sus ciudadanos, que han votado lo que debían, dejando atrás un periodo de excesos y de una belicosidad extrema.

Estaría bien si a los halagos acompañaran logros concretos de los mandatarios de Varsovia, aparte de ser anti-Kaczynski… y va a ser que no. Resulta que fuera basta con no ser “problemático”, pero me temo que eso no es suficiente para que a alguien le llamen “hombre de Estado”, por muchos premios Carlomagno que le den a uno, como en el caso del primer ministro polaco).

¿Qué ha conseguido Tusk en tres años de trato con los líderes internacionales?

Empecemos por la energía, un campo delicado para Polonia. Pues bien: no sólo no ha movido un dedo para frenar el Nord-Stream, aquel proyecto “made in” Gazprom-Schroeder que curiosamente la Alemania de Merkel “no ha sido capaz” de detener (siendo tan caro, peligroso desde el punto de vista ecológico y de dudosa rentabilidad, si no es política). No sólo no aboga por el proyecto Nabucco, que ayudaría a independizarse algo, sino que firma un contrato con la Federación Rusa para ¡treinta años! de condiciones escandalosamente desfavorables para Polonia, pues ya están fijados los precios y, si resulta que no se consume todo el gas que estipula el acuerdo, no podrá revender el gas a países terceros. Para poner la guinda, deja totalmente de lado el gas bitúmico, del que Polonia dispone en cantidades cuantiosas y que podría convertirse en una muy viable fuente alternativa de energía, incluso para exportación.

¿Qué más se ha logrado? Ahora damos el una oportunidad a Komorowski, que lleva poco tiempo de presidente, pero ya ha sido capaz en una de sus primeras apariciones de dar por liquidado el apoyo polaco a Georgia. Uno puede tener una idea más o menos buena de Saakashvilli, pero si abandonar a un país aliado sin previo aviso es símbolo de ser ”liberales”, prefiero que me llamen integrista (aparte de que el adjetivo “liberal” para definir a Komorowski queda igual de bien que llamar al reverendo ese de Florida activista islámico).

Turno de vuelta para Tusk, pero en compañía de Sikorski: defenestración del “Eastern Partnership”, aquella estrategia que acercaría a Occidente a Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Azerbaiyan y Georgia. Evidentemente ellos no participan en las elecciones de Ucrania, que vira rumbo a Moscú, pero sí estoy seguro de que en este punto Kaczynski se habría movido mucho más, sin que le importase que le llamaran “rusófobo”: si es que no hay como poner etiquetas.

Iba a escribir aquí sólo de cuestiones internacionales, pero ya que las palmaditas en la espalda para Polonia son también por defenderse tan brillantemente de la crisis, añadiré que el sobrio gobierno de Tusk endeuda el país a una velocidad de 300 millones de zlotys por día (en medio año unos 150.000 millones de euros)  y que la política “liberal” leha  llevado a engrosar el cuerpo de funcionarios en dieciseis mil puestos de trabajo sólo en 2009 y en cuarenta mil en lo que va de mandato). ¡Viva el ahorro!

Prefiero un gobierno “difícil”, pero eficaz, y que si los presidentes de por ahí quieren acariciar algo, que se compren un perrito.

Explore posts in the same categories: Polonia

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: