Si Tusk dice que no… es que lo ha dicho

Primera plana en todos los rotativos del país: el primer ministro Donald Tusk no se presentará como candidato a las elecciones presidenciales de este otoño.

Como ha sido una sorpresa para casi todos, incluído su partido, todavía hay pocos datos sobre los motivos que le han llevado a tomar esta decisión. El mismo, durante la conferencia donde lo hizo oficial, argumentó que prefiere ahora trabajar duro por el desarrollo del país a los honores sin poder fáctico. Suena demagógico. Y si no lo fuera, demostraría al menos falta de seriedad, porque es precisamente la  carrera por la presidencia la que ha llevado al gobierno de Tusk durante estos últimos dos años al dolce far niente, a evitar reformas costosas que pudieran dificultar al jefe  la victoria en los comicios.

Los peor pensados escriben que el premier ha hecho pública la noticia justo cuando empiezan a aparecer revelaciones peligrosas para la imagen de su partido en una de las comisiones parlamentarias que investigan corrupción en “las alturas”. No estoy del todo convencido de que éste haya sido el caso, aunque la verdad es que, de ser así, la jugada le ha salido redonda. Otros, peor pensados aún, dicen que le ha entrado miedo, aunque parece dudoso.

Donald Tusk, políticamente hablando, es un killer con cara de niño travieso que ha dejado ya muchos cadáveres políticos en la cuneta: los de todos los que podían suponer una amenaza para su liderazgo dentro de su partido (Olechowski, Plazynski, Rokita,…). Cualquier candidato que presente ahora la Plataforma Cívica, en el más que posible caso de que le gane gane la partida a Kaczynski, no dispondrá de más independencia de la que Tusk quiera darle. Se especula incluso que se queda como primer ministro con objeto de convocar de nuevo elecciones parlamentarias y conseguir una mayoría tal que le permita modificar la Constitución para ampliar las prerrogativas del jefe de gobierno y disminuir las del presidente. De hecho, fue el mismo Tusk quien abrió hace unos meses el debate sobre este tema, y entonces sí que parecía lanzar una cortina de humo sobre los problemas reales del país.

Si lo que decían las malas lenguas era cierto y se trata únicamente de una estratagema de márketing barato, dentro de unos meses le oíremos decir que modifica su postura para evitar la reelección de Kaczynski como presidente.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Polonia

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: