Archivo para junio 2008

Vuelvo en un rato

junio 27, 2008

Cierro el blog hasta mitad de julio: aunque tal y como iba yo de regularidad a la hora de escribir lo mismo no lo notaba nadie.

Supongo que en un par de semanas se sabrá bastante más del asunto de Wałęsa. Hasta no leer el libro prefiero no decir nada más, aunque por los artículos leídos todo está bastante claro.

Anuncios

Dos cuchillos para el bueno

junio 22, 2008

Wojciech Młynarski, conocido cantoautor polaco, acaba una de sus sabias baladas diciendo que “quien es mal hombre,  mal hombre es y le basta una navaja. Al honrado le hacen falta dos”. Creo que no hace falta explicarlo mucho: para ser buena persona hace falta ser más prudente y esforzarse bastante más que para ser un canalla. Para esto último cualquier método es válido: lo único necesario es carecer de escrúpulos.

Me acordé de la canción conforme me iba informando de la suerte de una pobre chica de 14 años del sureste de Polonia, a quien los periódicos decidieron llamar Agata, y de su hijo, más pobre aún porque no llegó a nacer. Los medios de comunicación pro-abortistas buscaban un “objeto” que les sirviera en su lucha, nada más. Y utilizaron todos los medios a su alcance para conseguirlo, incluidos los mas sucios.

La niña había quedado embarazada con un chaval un año mayor que ella. Al poco tiempo ingresó en un hospital. Su madre era partidaria de que abortara, pero la propia Agata estaba indecisa, no sabía que hacer. El hospital no quería llevar a cabo el aborto. De la situación fue informado d. Krzystof Podstawka, sacerdote, director de la Casa de la Madre Soltera de Lublin, por medio de un centro dedicado a la ayuda a mujeres en situación difícil por embarazo no deseado. Habló con Agata y con su madre y en ningún momento ningún familiar de la chica rechazó su ayuda. Es más: Agata le invitó a visitarla cuando quisiera por medio de una nota.

D. Krzysztof guardó discreción sobre el asunto, pero aquí empieza la brutal campaña del diario Gazeta Wyborcza, los post-comunistas (y ahora declarados “zapateristas”) de SLD y grupos como la Federación para la Mujer y la Planificación Familiar, asociación pro-abortista dirigida por Wanda Nowicka. El sábado 7 de junio, en segunda página GW anunciaba: “Negaron el aborto a una niña de 14 años que fue violada”. SLD aprovechó la información para atacar la ley del aborto y el Concordato con la Santa Sede. Se sacaron de la chistera noticias como que Agata estaba recibiendo amenazas por medio de mensajes telefónicos para que siguiera adelante el embarazo. El lunes 10, cuando ya era de todos sabido que no hubo violación alguna, no sólo no pidió disculpas a sus lectores (ni a la adolescente), sino que aún afirmaba que Agata deseaba abortar. Siguieron presionando hasta que la ministra de Salud indicó un hospital en el que pudiera abortar. Desgraciadamente, la chica no resistió la presión.

Puedo entender que alguien, por falta de criterio o por apasionamiento, esté a favor del aborto en causa propia. O que por ceguera intelectual, esté a favor del aborto en general. Pero presionar a otra persona, en vivo y en directo, a acabar con la vida de su hijo a través de los medios de comunicación sirviéndose además de una mentira infame me parece una canallada.

Bronisław Wildstein en Rzeczpospolita se pregunta lo que habría pasado de haber sido al revés, si los pro-vida anunciaran que se presiona a una menor a que aborte a pesar de que quiere tener a su hijo y luego resultara que el embarazo es consecuencia de una viloación y la chica no lo quiere. Serviría  para montar una campaña mediática contra todos los partidarios pro-life, lo usarían como prueba de su hipocresía.

Pues eso, que hacen falta dos cuchillos.

P.S: una muestra de lo bien que planificó Wanda Nowicka su familia es el siguiente texto: “Que ninguno vuelva vivo. O mejor – que vuelvan todos, como inválidos incapaces de funcionar en el capitalismo. Que esos cabr… sarnosos vuelvan sin piernas, sin manos, con la cara acuchillada y los ojos sacados. Quisisteis ir allí, pues moríos en las arenas afganas: a lo mejor seréis de provecho como estiercol. Desde hoy celebraremos en LBC la muerte de cada p… polaca en la misión de ocupación de la OTAN” (los puntos suspensivos son míos). Esta “perla” es de Michał Nowicki, hijo de Wanda Nowicka y lider de Izquierda sin Censuras (LBC, cuyo patrón es Feliks Dzierżyński, creador de la CheKa). Salió a la luz gracias a un periódico que no suelo leer nunca, Nasz Dziennik. Y digo lo mismo: ¿qué se escribiría en Europa Occidental si hubiera salido algo parecido de un grupo de extrema derecha polaco?