Memoria y alucinación histórica

Me preguntó hace no mucho un amigo si no veía desmesurada la importancia que los polacos le dan a su propia historia. Le respondí que no. Por supuesto que hay quien se excede en su sentimentalismo y hace de Polonia el centro del universo, pero por lo general no me parece que exageren. Si no tuvieran de qué gloriarse, especialmente en el siglo pasado, mi respuesta habría otra.

Todo esto viene a cuento del impresionante desfile que ayer. Visto lo que son capaces de hacer los rusos, no exponer la visión polaca de la historia sería suicida. No se andan por las ramas: casi 50 millones de dólares van a costar las obras en las calles de Moscú después del pase de los tanques y misiles, mientras que el 40% de los ex-combatientes de la II Guerra Mundial vive al borde de la miseria. Pero lo peor es que de verdad, tal y como demostró Medvedev en su discurso, los ex-soviéticos siguen empeñándose en creer que la guerra empezó el 21.06.1941 y que el Ejército Rojo iba por ahí liberando países. Como si la ocupación de media Polonia, Estonia, Letonia, Lituania y parte de Finlandia y Rumanía se hubiera llevado a cabo por voluntad de los habitantes de estos países.

La verdad no está “en el medio”. Aquí no hay lugar para relativismos. Por supuesto, hay que saber presentar la propia historia, hacerlo de una manera simpática y atractiva. En esto se puede aprender bastante de los yanquis. Sigo viendo flojo al primer ministro polaco Tusk en este tema. Está bien que no quiera hacer un exhibicionismo de la martirología polaca, pero su gobierno ha estado a punto de frenar el proyecto del Museo de Historia de Polonia sólo porque fue comenzado en tiempos del premier Jarosław Kaczyński. Gracias a Dios, la iniciativa sigue adelante. Quizá Tusk no quería que se le comparara al otro Kaczyński, al presidente Lech, que siendo alcalde de Varsovia encargó el Museo del Levantamiento de Varsovia y fue una de las pocas cosas que hizo entonces que realmente valió la pena.

Anuncios
Explore posts in the same categories: comunismo, Europa del Este, Kaczynski, Medvedev, Polonia, Rusia, Tusk

One Comment en “Memoria y alucinación histórica”


  1. Hola hola Higinio!

    viste que te llegó competencia y tenemos a un bloguer que también nos cuenta de Polonia (Adrian, desde su blog Leopolis, excelente!) y también habló de este tema (desfile + Medi + Polonia + Ucrania (Crimea))!

    algo sobre la Sendlerowa?

    un saludo grande!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: