Más zar que nunca

No había lugar para sorpresas y no las hubo. Putin puede gritar aún más alto “l´état c´est moi” después de ganar unas elecciones cuyo resultado siempre fue seguro. Y no importa qué cargo ocupe cuando deje la presidencia porque seguirá gobernando.

Tenemos a un Putin más poderoso, pero -como bien señala Pawel Reszka en el diario Dziennik- es el zar de un museo. Hubo quien se dejó encandilar por este oficial de la KGB (y muchos aún siguen en sus trece), que apareció repentinamente como salvador y restaurador del poderío ruso tras la resaca nacional de la era Yeltsin.

No ha sido así, por muchos lujos que puedan admirarse en Moscú. La Historia le pasará factura, y ésta será bien larga porque no ha llevado a cabo reformas indispensables para las que estaba capacitado y para las que poseía recursos: el ejército es un caos, la corrupción galopante llega a todas las esferas (desde el sistema judicial hasta la universidad, pasando por la seguridad social, el mundo empresarial o la omnipresente en las calles milicia) y Rusia, pasando a cuestiones demográficas, se parece cada vez más a un asilo de ancianos.

El respeto que el país despierta es comparable al que provoca la entrada de un nuevo rico en un restaurante. Su poderío depende exclusivamente del precio del gas y del petróleo: demasiado efímero para construir una superpotencia.

Estoy en condiciones de imaginarme dentro de algunos lustros a la economía de los EE.UU liberada de los lazos del oro negro. Sencillamente, son emprendedores y capaces de encontrar otros recursos si las cosas se ponen realmente feas, aunque deban pasar por una crisis seria. En Rusia esa posibilidad no existe.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Europa del Este, Polonia, Putin, Rusia

5 comentarios en “Más zar que nunca”


  1. Pues que Rusia ande mal no nos conviene: ¿Hay alguna alternativa real a Putin?

  2. Higinio J. Paterna Sánchez Says:

    Ninguna, ni a corto ni a medio plazo. Medvedev va a estar de presidente de adorno. No ha pasado por la KGB y no influirá para nada en el grupo de ocho, diez personas que detentan el poder en Rusia, por mucho que haya aprendido en Gazprom de intrigas palaciegas. A la primera que intente independizarse, se lo quitan de enmedio (no tiene por que ser de forma literal, basta con hacerlo “democraticamente”).

    Pero vamos, podría ir peor. Ahora se puede ir tirando si uno no levanta demasiado la voz.


  3. “No ha pasado por la KGB y no influirá para nada en el grupo de ocho, diez personas que detentan el poder en Rusia, por mucho que haya aprendido en Gazprom de intrigas palaciegas”,

    Higinio, tengo una caricatura sobre este punto, la pondré en estos días, citándote, ji ji

    Un saludo grande!


  4. De todas formas, feliz Navidad y feliz año 2008, en que triunfe la Buena noticia que estamos viviendo estos días.


  5. hola! nada nuevo?

    saludos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: