Los otros y Jaruzelski

El articulo de Simón Tecco en defensa del general Jaruzelski contiene errores de fondo y de forma. No me extrañó su publicación, pues continua la línea de ABC en los últimos meses, pero esperaba una argumentación mas sutil.

Para empezar, el escándalo no es que, “después de 17 años”, “después de tanto tiempo”, se ponga a Jaruzelski delante de un tribunal. No nos dejemos embaucar por un truco retórico tan vulgar: el escándalo es precisamente que Polonia ha tenido que esperar 17 años a hacerlo. Y eso ha pasado porque Jaruzelski y sus camaradas no estaban preocupados de “garantizar a Polonia la transicion a un regimen democrático”, sino la de garantizarse a sí mismos la mayor cantidad de privilegios posibles. Buscaban, como dicen en Polonia, “aterrizar en blando” en el nuevo sistema democrático que llego no gracias sino a pesar de ellos, y hubo quien les ayudo a conseguirlo hasta hoy. Espero que me perdone la dureza, pero un periodista que habla sobre Europa del Este debería saber que los partidos comunistas de los países satélites de la URSS dejaron en los años 80 de ocuparse del marxismo para transformarse en “mafias rojas”.

Si en 1981 el señor Tecco hubiera afirmado que la ley marcial protegió a los polacos de una invasión de los paises “hermanos” capitaneada por la Union Soviética sería lo mas normal del mundo: los mejores corresponsales españoles tambien lo creyeron así. Pero que en 2007 cite solo la versión de Jaruzelski es grave: o desconoce o quiere desconocer que tanto la correspondencia entre Jaruzelski y Brezniev como los informes de encuentros entre altos funcionarios de la dictadura comunista polaca con personal de la Embajada Soviética en Varsovia demuestran exactamente lo contrario. El Kremlin no tenia intención de entrar en Polonia porque no le convenía: por un lado acababan de invadir Afganistán y su doctrina militar excluía la guerra en dos frentes. Por otra parte, desde el punto de vista propagandístico preveían consecuencias peores que las que conllevó la Primavera de Praga. La respuesta de Brezniev fue tajante, y venía a decir: “vuestros problemas con “Solidaridad” debeis arreglarlos solos”. En cualquier caso, da por buena la versión del general sin siquiera mencionar lo que dice la otra parte.

Afirma Tecco al final de su texto que la llamada “caza de brujas” nada tiene que ver con los principios democráticos ni con los valores cristianos que dicen defender los Kaczyński. Lech Wałęsa puede perdonar a título personal a Jaruzelski, y eso puede ser muy noble y cristiano. Podría, si fuera aún presidente de Polonia, conceder la amnistía a quien quisiera, también a Jaruzelski si es condenado. Pero yo no sé desde cuando la amnesia es una virtud, ni desde cuando tiene el premio Nobel potestad para perdonar en nombre de todas las victimas del comunismo, ni desde cuando juzgar crimenes reales con muertos reales constituye un paso adelante hacia el totalitarismo, ni por qué se tiene que presentar al general Jaruzelski como a una victima que se “arriesga” a un proceso: las victimas fueron “los otros”.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Europa del Este, General, Noticias, Polonia

3 comentarios en “Los otros y Jaruzelski”

  1. Mazi Says:

    Hyginie, bardzo dobry pomysł z tym blogiem. Na pewno przyczyni się do wzmocnienia współpracy i nawiązania pozytywnych relacji między narodami Hiszpanii i Polski!!! Kibicuję. PM


  2. Excelente artículo, muy claro y lleno de razones; aquí aún estamos con el complejo comunista, y como ya ha pasado el tiempo y el comunismo se ha ido de rositas, pues ya empieza a haber quien se atreve a sacar el rabo de entre la piernas y convencernos de que los comunistas eran unos tipos estupendos, y que los malos son los que se oponen, como le pasó a Reagan, Thatcher y Juan Pablo II en su momento. Ahora los malos son los que osan recordar los millones de muertos y la indecente barbarie física, cultural e intelectual de muchos años de comunismo, que aún colea y amenaza con volver vestida de moderna.
    Felicidades por esta denuncia, y por el valor del pueblo polaco.


  3. […] de honor Ya puse unas líneas sobre el último dictador de Polonia hace unos meses, pero vuelvo a la carga. Y es que si alguien por quien profeso tanto respeto como […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: